LE QUOTIDIEN / EN VAN RIEL: SALÓN ANUAL DE ACUARELISTAS Y GRABADORES, O DE TODO UN POCO // EN BONINO: TORRES AGÜERO – AGRADABLES PINTURAS FIGURATIVAS ABSTRACTAS

Exposiciones. En Van Riel: Salón Anual de Acuarelistas y Grabadores, o De todo un poco

Esta tan antigua Sociedad de Acuarelistas y Grabadores renovó su comité, y está ahora compuesto de personalidades que pertenecen a todas las tendencias artísticas del presente … y del pasado. Desde el escultor Alberto Lagos, que ejecutó el monumento a Falcón, hasta los pintores abstractos Fernandez Muro y Ocampo, pasando por todos los matices intermedios.

Esto podría indicar una actitud deliberadamente ecléctica del Comité. Ahora bien, sabiendo que los miembros del jurado, que son más bien anticuados, Estamos de acuerdo en que no hacemos otra cosa que entrecerrar las puertas. Dicho esto, ya podemos suponer cuáles serán las obras expuestas. Transmiten las directivas poco claras de este Salón en el que cada uno quiere hacer concesiones: los jóvenes buscando gustarles a los antiguos, y viceversa. El resultado es neutro, flotante. Los maestros consagrados no están en absoluto beneficiados, ya sea Spilimbergo, Larco, Soldi, Farina o Grandi. En cuanto a los jóvenes maestros, no parecen estar cómodos.

Raquel Forner, invitadas de honor, con el grabador Reguffo, está entre los artistas de su generación, la que hizo sinceros esfuerzos para adquirir lo que no tiene. Castagnino podría ser un buen dibujante si fuera menos hábil. Battle Planas envió una obra original. Este artista se salva cuando no busca hacer pintura seria o misteriosa. Una pintura digna de serlo, ¿no tendría que ser siempre misteriosa? En cuanto a Del Prete, muy intuitivo, es a menudo joven y libre. Yente se expresa con un lenguaje claro con muchas aplicaciones. La acuarela de Leopoldo Presas parece cuadro viejo. La de Agüero se demora en una decadencia alucinante. Forte cree que es bueno aplacar sus colores. Maraña no logra suavizarlos —y por suerte es así—, con él uno se cree estar siempre en una arena. ¿Yadwiga?, agradable. Alda María Armagni, muy buscada y muy hábil.

La esperanza de un descubrimiento —nombre desconocido, obra nueva—es el principal atractivo de estos Salones. Esperanza aquí muy limitada. El jurado cree defender una tradición.

 

Germaine Derbecq

Buenos Aires, viernes, 28 de septiembre de 1957

Exposiciones. En Bonino: Torres Agüero – Agradables pinturas figurativas abstractas

Agüero es el típico pintor talentoso, el que fácilmente, brillantemente encanta, el que toca los corazones sensibles,

Más que abstracto, debería ser calificado en una tendencia semi figurativa, que obra por alusiones, por metáforas, sugiriendo cosas naturalistas y atmósferas. La pintura no es para él la expresión de ideas plásticas, sino de impresiones.

En definitiva, su conducta es siempre la de las similitudes —por supuesto, lejos de las imitaciones—, un cierto parecido, buscando provocar en el espectador estimulaciones idénticas a las que este podría sentir ante un paisaje, un rosto, árboles, ante una cierta iluminación y con ciertas intenciones.

Agüero es un pintor de hoy cuando admite el eficaz poder del color y de las formas autónomas. Al rechazar los sacrificios ejemplares y los puntos de vista plásticos, se limita a las alegrías sensuales de la pintura, cayendo de esta manera en la trampa del talento. Sin embargo, a veces es consciente de ello e intenta recuperarse, y aparecen cuadros menos agradables. Cuando se cae en la rutina, es difícil salirse.

¡Eh, qué! —dirán los admiradores—, ¿es acaso el feo quien debe dedicarse a ser artista moderno? Ni el feo ni el lindo, el arte está en otro plano.

 

Germaine Derbecq

© Copyright Lambda Producción 2019 | Germaine Derbecq (1899 - 1973). Todas las imágenes y contenidos de este sitio son propiedad exclusiva de Lambda Producción prohibiéndose su uso sin previa autorización